Basta de Arqueología Psicológica

¿A ti te gusta la arqueología?

Debo confesar que yo soy un absoluto neófito en cuanto a las prácticas científicas que se deben considerar adecuadas, para realizar un buen estudio arqueológico, así que solo puedo opinar como una persona común.

Y siempre he sentido gran fascinación acerca de los increíbles templos y edificios que siguen en pie desde hace siglos, como una magnifica herencia de nuestros ancestros, y también he leído varios libros sobre expediciones como la que descubrió la ciudad de Nínive, la ciudad de Babilonia, la tumba de Tutankamón etc.

Y creo que esta afición por investigar el pasado se encuentra presente en la “arqueología psicológica”, es decir en aquella parte de la psicología que se dedica a escarbar en el pasado de los pacientes, buscando las raíces profundas de los problemas que sufren hoy en día

Pero de acuerdo con lo que nos enseñó el Dr. Milton Erikson, esa clase de arqueología en la que se reviven y escarban los momentos traumáticos de la vida de una persona, solo sirven para volver a hacer presente los terribles momentos por los que ha pasado

Yo he atendido numerosos casos de mujeres que me han venido a ver porque habían sido violadas en algún momento de su vida, y la verdad es que en ningún caso les he preguntado detalles sobre lo sucedido, ni les he llevado a revivir esos momentos tan terribles.

Las cosas horribles que les suceden a las personas, son ya cosas del pasado, que además son inmodificables, y no tiene sentido revivir una y otra vez lo inmodificable, pues los pacientes no vienen a consulta buscando borrar el pasado, que es una tarea imposible, sino que lo que quieren es mejorar su futuro

El pasado no puede cambiarse, solo puede cambiarse la interpretación que hacemos sobre el modo de verlo, e incluso eso va cambiando con el tiempo. Por lo que salvo que lo que ha sucedido obstruya absolutamente la posibilidad de disfrutar de un futuro mejor, la tarea de un hipnotista debe consistir en mejorar el mañana, el mes próximo, el año próximo, etc.

Es decir que las enseñanzas del Dr Erickson, nos han llevado a comprender que no debemos concentrarnos en los problemas vividos, sino en las soluciones que se pueden vivir de aquí en mas, y que pueden surgir como consecuencia de pequeños cambios en la forma de comunicarnos con los pacientes, los cuales a su vez conducen a pequeños cambios en la forma de actuar del paciente, que con el correr del tiempo pueden crecer de tamaño, como una bola de nieve que se hace rodar.

Yo puedo ayudarte y me gustaría mucho poder hacerlo. Escríbeme y cuéntame tu problema a doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

Para Qué Sirve Una Ulcera

Demasiados terapeutas llevan al paciente a comer y le dicen qué es lo que debería comer, cuando en realidad lo mejor es ayudar al paciente para que abandone sus rigideces, en un grado suficiente como para que descubra otros modos de comportarse, que sirvan para eliminar su problema

Cada persona cuenta con creencias, conductas, exigencias y características que la vuelven única, y que si son adecuadamente encaradas, no solo no estorban, sino que hasta pueden facilitar la terapia

Existe un caso muy interesante que cuenta acerca de una paciente que se encontraba muy perturbada, pues sus parientes insistían en visitarla constantemente  y de improviso, y luego se quedaban más tiempo del que a ella le gustaba, así que como no sabía cómo resolverlo decidió concurrir a terapia.

El Dr. Erickson se dio cuenta rápidamente que esa mujer no solo se sentía invadida, sino que hasta había desarrollado una ulcera que la incapacitaba para todas sus relaciones sociales, así que decidió que esa úlcera provocada por sus parientes, podía ser el comienzo de la solución del problema, y por lo tanto lo que más convenía era sacar provecho de ella

A la paciente le gustó la idea apenas le fue sugerida. Y la sugerencia fue, que cada vez que llegaran sus parientes en una visita de improviso, debía tomar un gran vaso de leche, que en todos los casos le provocaba deseos de vomitar.

Y por supuesto una persona que se sentía tan mal que hasta estaba vomitando, no tenía energías suficientes como para ponerse a limpiar el vomito, así que debían hacerlo los parientes.

El resultado fue que las visitas comenzaron a distanciarse en el tiempo, y antes de hacerlo cada vez le consultaban si se sentía bien como para poder recibirlos, y una vez que llegaban a la casa, cuando la paciente sentía que la visita comenzaba a extenderse más tiempo del que le gustaba, comenzaba a tocarse el estómago dando señales de que se sentía mal, y que en cualquier momento podía vomitar, lo cual hacia que rápidamente huyeran de allí las visitas molestas.

Al cabo de un tiempo, esas visitas molestas dejaron de molestarle, y finalmente hasta se curó la úlcera

Yo puedo ayudarte y me gustaría mucho poder hacerlo. Escríbeme y cuéntame tu problema a doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

El Caballo Sabe

Es muy frecuente escuchar discusiones sobre si una terapia con hipnosis funciona mejor con sugestiones terapéuticas directas o si el terapeuta debe utilizar sugestiones indirectas.

En realidad se sabe que ambas cosas funcionan bien, aunque tal como nos enseñó el Dr. Milton Erickson, las sugestiones indirectas que se asientan sobre la sabiduría de nuestra mente inconsciente, poseen un mayor poder transformador.

Por eso creo que les va a gustar escuchar el siguiente relato de la vida de Erickson

Cierto día estaba el Dr. Erickson en el campo con un grupo de amigos, cuando pasó velozmente al lado de ellos un caballo desbocado que se dirigía al corral de un granero, en busca de un trago de agua.

El caballo sudaba profusamente y el granjero en seguida dijo que ese caballo no le pertenecía, así que Erickson decidió montarlo, lo tomó de las riendas y le dijo “Arre” orientándolo hacia la carretera, para llevarlo de vuelta al lugar de donde había venido.

Así que lo dejó trotar libremente en la dirección que el caballo quisiera, y entonces sucedió que de tanto en tanto el caballo se metía dentro de algún campo, así que Erickson le tiraba de las riendas, y le recordaba que debía continuar por la carretera.

Finalmente unos seis kilómetros más allá de donde había comenzado la aventura, el caballo enfiló derecho hacia un corral, donde había un granjero que dijo “De modo que así has vuelto”, y acto seguido le preguntó a Erickson donde había encontrado al caballo.

Erickson le contó que lo había montado a seis kilómetros de distancia, cuando se dio cuenta que estaba perdido.

¿Y cómo sabias a qué corral tenias que llevarlo, cómo sabias que ese caballo vivía aquí conmigo?

La verdad es que yo no lo sabía, el que lo sabía era el caballo, yo solo me limité a mantener su atención puesta en el camino, porque creo que así es como se practica la psicoterapia (Gordon y Meyers – Anderson, 1981, pág. 6)

Yo no tengo ninguna duda de que si te ayudo a mantenerte concentrada en el camino, podrás llegar a donde deseas llegar.

La verdad es que yo puedo ayudarte, y me gustaría mucho poder hacerlo, así que escríbeme y cuéntame tu problema a doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

La Solución Se Encuentra Dentro de Tí

El Dr. Milton Erickson creía que todo el mundo tiene dentro de si los recursos necesarios para hacer frente a sus dificultades, resolver los problemas que se nos presentan en la vida, y entrar y disfrutar del estado de trance.

Por lo tanto el trabajo de un hipnoterapeuta consiste en hacer lo que sea necesario para lograr que esas capacidades naturales emerjan desde adentro del cliente.

En realidad el Dr. Erickson se oponía mucho a la idea de que el terapeuta adoptara la postura de maestro, e intentara decirle a la gente lo que le convenía o no convenía hacer, pues nadie tiene el derecho de decirle a otra persona como tiene que pensar, sentir o reaccionar frente a las cosas que le suceden en su vida.

Y ¿Por qué el terapeuta no debería decirle a su paciente como debe reaccionar? Pues por la sencilla razón de que cada uno tiene su propia forma de reaccionar, y como les suelo decir a mis pacientes:

“Nadie te conoce mejor de lo que tú mismo te conoces, y por eso lo que yo debo hacer es ayudarte a descubrir lo que tu mente consciente ignora, pero tu inconsciente sabe perfectamente”

Y no es necesario añadirle nada al paciente, pues en realidad ya posee dentro suyo todo lo que necesita, solo que no lo sabe, no tiene fe en sí mismo, o le falta autoestima, como para animarse a hacer aquello que se le ocurre que podría ser la mejor solución de sus problemas.

En realidad el Dr. Erickson tenía tanta confianza en el inconsciente, que en vez de pensar que en algunos casos se comportaba como un enemigo oculto que pone trabas a todo lo que nos proponemos lograr, creía que si le dejábamos actuar poseía la sabiduría necesaria para conservar nuestra salud, y que por lo tanto los síntomas que presenta un paciente, son simplemente las señales que nos proporciona acerca de la forma en que sin darse cuenta está bloqueando el funcionamiento de sus propias capacidades naturales.

Y el estado de trance era visto por Erickson como un suceso absolutamente natural al alcance de cualquier persona, por lo que la tarea del terapeuta simplemente debía dirigirse a permitir que los pacientes tengan acceso a sus propias capacidades y recursos bloqueados, ya que allí están escondidas las respuestas que la gente busca, cuando concurre a pedir ayuda a un terapeuta.

Y la mejor forma de lograr este fin es por medio de sesiones de terapia de trance, durante las cuales se puede despertar el potencial dormido del consultante, por medio de ejercicios y conversaciones aparentemente casuales, que en realidad son estimulaciones hipnóticas, que se pueden realizar sin que el sujeto tenga consciencia de que se encuentra en trance, ni tampoco tenga en claro cuál es el significado último que se esconde detrás de lo que dice el hipnotizador.

Yo puedo ayudarte, y me gustaría mucho poder hacerlo. Escribeme a doctorbonomi@gmail.com y cuéntame tu problema

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

¿Es Mejor Ser Hipnotizado o Hipnotizable?

Lo primero que cabria decir es que quien no piensa recurrir a la ayuda de un hipnotizador, seguramente será indiferente a la respuesta a esta pregunta

Pero cuando la gente se cansa de probar con todo tipo de asesores y terapias que al final no terminan de resolver sus problemas, suele decidirse a consultar a un hipnoterapeuta.

Y la gran diferencia que se consigue en los resultados, es producto de algo que solo se puede hacer con la hipnosis, que es conversar con el inconsciente del consultante, para convencerlo de que le permita lograr lo que la persona desea lograr, y una y otra vez se encuentra con que algo lo frena.

Después que han tomado la decisión de consultar a un hipno terapeuta muchos suelen llamarme para preguntarme si estoy seguro que voy a poder hipnotizarlos, ya que si no lo logro, entonces no llegaremos a nada.

Es perfectamente comprensible que quien no conoce la forma en que trabaja un hipnotizador profesional tenga esa clase de dudas, y por eso algunos dicen que solo si el consultante es hipnotizable se lograran resultados

Pero la verdad es que existen muchísimas formas de hipnotizar a una persona y muchísimas formas para conversar con el inconsciente de una persona y por lo tanto si el consultante realmente es hipnotizado, o cree que los resultados se han logrado porque era un sujeto hipnotizable, eso da lo mismo

Se han hecho varios estudios científicos (acerca de los cuales les iré escribiendo en diferentes artículos) que han comparado el “efecto placebo” con la hipnosis

Y para que conversemos en un lenguaje que todos entendemos les diré que el “efecto placebo” es el que se consigue cuando a una persona en lugar de darle remedios, se le dan pastillas que solo tienen azúcar, y eso les hace creer que están siendo sometidos a un tratamiento medicinal, cuando en realidad no lo están. Pero como la persona cree que lo están tratando, en muchos casos se llega a curar aun cuando no le han dado ningún remedio

Pero cuando se han comparado grupos de personas a las cuales se les hacía creer que eran hipnotizadas con otras a las cuales realmente se hipnotizaba, las que eran verdaderamente hipnotizadas, conseguían resultados muy superiores que las que creían que eran hipnotizadas

Y esto nos permite deducir que quienes creen que pueden conseguir resultados porque son hipnotizables, efectivamente pueden conseguir resultados por medio del “efecto placebo”. Creen que la hipnosis los está curando, cuando en realidad lo que los cura es que creen que están siendo curados.

Pero quienes realmente son hipnotizados, logran más resultados, y eso nos lleva a la pregunta que me hacen algunos ¿Usted cree que va a poder hipnotizarme? Y la respuesta es que NO EXISTE sobre la tierra una persona que no pueda entrar en trance. Solo hay que buscar la forma adecuada para cada persona

Por eso quiero decirte que yo puedo ayudarte y que me gustaría mucho poder hacerlo. Escríbeme y cuéntame tu problema a doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi

El Mito y La Verdad de la Hipnosis Clinica

El cine y la literatura han influido fuertemente en la idea de que la hipnosis es un estado que solo se produce cuando una persona responde a las sugestiones dadas por un hipnotizador.

Pero las investigaciones científicas de los últimos cuarenta años han llegado a la conclusión de que todo el mundo entra en diferentes estados hipnóticos a lo largo de cada día, y que  ese estado especial de hipnosis puede ser activado de tres formas diferentes

  • Como una respuesta a las señales de otra persona
  • Espontáneamente como cuando quedamos absortos mirando una película de cine, o leyendo un libro
  • Y como un estado auto inducido (en la autohipnosis)

Y pese a que hoy en día existe una cantidad muy importante de investigaciones científicas que avalan la relevancia de la hipnosis como ayuda para mejorar las intervenciones medicas y psicológicas, todavía existen muchos profesionales que desconocen este hecho.

Claro está que es necesario reconocer que esta idea de la hipnosis produce tal fascinación que el cine y la literatura han utilizado la idea de la hipnosis para transmitir diferentes varios mitos y falsas creencias

Y según estiman las investigaciones esas creencias erróneas son compartidas tanto por algunos profesionales, como por la población no especializada, y podemos decir que existen siete mitos muy difundidos

Mito 1: Que quienes practican la hipnosis no son científicos sino solo charlatanes o curanderos o gente del espectáculo, y quienes mejoran gracias a la hipnosis, son solo crédulos o ignorantes.

Pero la verdad es que las universidades de los principales países de occidente, incluyen a la hipnosis como parte de sus carreras de Psicología, Medicina y Odontología

Por supuesto que no debe descartarse como falsa la idea de que existen efectivamente algunas personas inescrupulosas, que se ofrecen como hipnoterapeuta, sin contar con la adecuada formación profesional

Por otra parte tanto las personas ignorantes como las que tienen formación secundaria y hasta universitaria, se benefician por igual con las terapias de hipnosis, y no se ha podido demostrar de ninguna forma que solo lo hagan los ignorantes o los crédulos

Mito 2: Las personas pueden quedar enganchadas en el estado de trance 

La evidencia clínica indica que esta afirmación no se basa en la verdad, que no existe tal posibilidad de quedar sumergido en un estado alterado de consciencia, sino que las personas en cualquier momento pueden abandonar ese estado, como sucede por ejemplo cuando se le practican sugestiones que no están dispuestos a aceptar.

Mito 3: Las personas con problemas psicopatológicos se pueden agravar si se las hipnotiza, e incluso pueden producirse alteraciones psíquicas en individuos sanos

Este mito no se puede fundamentar en ninguna clase de evidencia científica, pues la investigación científica afirma que la hipnosis es una estrategia eficaz y eficiente para el tratamiento de diferentes problemas psicológicos, mientras que en ningún caso se ha podido demostrar que personas sanas hayan desarrollado patologías por haber sido hipnotizadas

Mito 4: La hipnosis provoca un estado similar al sueño en el cual solo se puede entrar si se ha recibido una inducción hipnótica

La investigación reciente indica que el estado de hipnosis y el estado de sueño son dos cosas diferentes, y que no obstante una parte de las sesiones de hipnosis se practica con los ojos cerrados, esto no es un requisito indispensable, ya que el terapeuta puede grabar sugestiones positivas también con los ojos abiertos, y en las sesiones de hipnoterapia no sucede nada que la persona no crea o espere que vaya a ocurrir.

Mito 5: La hipnosis elimina la voluntad de las personas, las cuales se transforman en autómatas en manos del hipnotizador, pudiendo llegar a cometer delitos, actos inmorales y antisociales

Este es probablemente el mito que más ha perjudicado la práctica profesional de la hipnosis, pues en realidad aunque ha sido ampliamente difundido por el cine, la literatura en general, y los hipnotizadores de escenario.

Pero la verdad es que a lo largo de más de un siglo, no se ha documentado NI UN SOLO CASO de que alguien haya actuado contra su voluntad por haber sido hipnotizado, ni que la hipnosis sea realmente un medio eficaz para controlar la voluntad de las personas.

Durante una sesión de hipnosis si por algún motivo el paciente no desea seguir las sugestiones del hipnotizador, sencillamente no las sigue, o sale del estado de trance.

Mito 6: La hipnosis provoca reacciones inusuales y casi mágicas

La verdad es que las sugestiones hipnóticas no provocan reacciones que la persona no tenga previamente dentro de su repertorio, y lo que ha dado origen a este mito, es que la hipnosis se utiliza pues le permite a las personas descubrir potencialidades ocultas dentro de ellos mismos, y eso les permite tomar un mayor control sobre lo que sienten y hacen cada día, como por ejemplo lograr dejar de fumar o abandonar otros hábitos indeseables que sin hipnosis les resultaría muy difícil descartar.

Mito 7: La hipnosis permite resultados muy rápidos que no requieren ningún esfuerzo por parte del cliente, pero solo las personas muy susceptibles se pueden beneficiar con ella

Es verdad que la hipnosis facilita el logro de resultados rápidos (o muy rápidos) y disminuye el esfuerzo necesario para lograrlos, pero no los elimina del todo, pues el paciente debe mostrar verdadero interés en lograr resultados para poder obtenerlos.

En lo que se refiere a la segunda afirmación del mito, que dice que solo las personas muy susceptibles pueden beneficiarse con la hipnosis, es necesario aclarar que es verdad que la hipnosis suele dar mejores resultados en las personas que tienen una actitud mental positiva, y que esperan obtener resultados como consecuencia de su hipnoterapia. Pero eso no implica que solo las personas muy susceptibles logren resultados, ya que las personas que requieren de una explicación clara y razonada antes de proceder, logran iguales resultados

Si tú deseas encarar la solución de tus problemas actuales de una forma profesional y probadamente efectiva, debes saber que yo puedo ayudarte, y me gustaría mucho poder hacerlo.

Escríbeme y cuéntame tu problema a doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos

Dr. Roberto A. Bonomi

 

 

Mejor, Mejor y Mejor

Consulta al Dr. Bonomi escribiendo a doctorbonomi@gmail.com Yo puedo ayudarte a estar mejor y mejor, escríbeme y cuentame tu problema Este video se encuentra aquí: https://youtu.be/eJI0RRagO4Q Consulta al Dr. Bonomi escribiendo a doctorbonomi@gmail.com

Nunca Has Logrado Tanta Paz y Relax

De acuerdo con investigaciones realizadas por el Dr. Spiegal, psiquiatra de la Universidad de Stanford, cuando una persona es guiada a los niveles mentales del trance mediante hipnosis, eso le permite enfocarse en la resolución de problemas específicos, mientras se mantiene en un confortable estado de profunda relajación, lo cual le permite lograr una mejor control sobre las respuestas de su cuerpo

Algunas personas creen que los estados físicos y mentales que se logran mediante la hipnosis, sumen al paciente en un estado de estupor o indefensión, cuando en realidad sucede exactamente lo contrario, ya que dichos estados mentales permiten lograr una atención concentrada, como la que se logra naturalmente cuando nos quedamos absortos mirando una película de cine.

Durante un estado de trance, se comienza ayudando al consultante a lograr una relajación tan profunda como pocas veces habrá logrado en su vida, y luego se puede incrementar esa ayuda con sugestiones positivas, que le permitan desplegar potencialidades dormidas dentro de si mismo.

El control del estrés y el dolor que produce un estado de trance puede llegar a ser tan intenso, que en numerosos casos se lo utiliza como una alternativa más saludable a los relajantes y anestésicos químicos, permitiendo llevar a cabo hasta operaciones tan importantes como un parto, sin necesidad de ninguna otra anestesia.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Stanford han llegado a la conclusión de que en los momentos de profunda relajación que se logran mediante la hipnosis, se logra relajar no solo el cuerpo sino también la mente en una forma tan intensa, como no puede lograrse durante nuestra vida diaria.

La Hipnosis El Estrés y La Ansiedad

Cuando se recurre a la hipnosis para hacerle frente al estrés y la ansiedad, se logran profundos niveles de relajación, que permite aliviar las sensaciones físicas desagradables que acompañan los momentos de estrés y ansiedad

¿Cómo Se Logra Semejante Relajación?

Algunas persona que se sienten abrumadas por el nivel de estrés que han alcanzado en su vida se preguntan ¿Lo podré hacer yo también?

Y sabiendo lo profundo que es el estado de relajación que se logra mediante una sesión de terapia de trance, resulta sorprendente saber que cualquier persona puede lograr este increíble estado de paz y relajación, pues en realidad el paciente lo único que necesita hacer es escuchar, e imaginar lo que su terapeuta le dice.

En realidad todo el mundo posee la capacidad de lograr un profundo estado de relajación, pero nuestros intentos se ven fallidos cuando al mismo tiempo que intentamos relajarnos, nuestra mente se encuentra pensando en cosas que nos estresan. Pero aquí es donde la hipnosis se vuelve una herramienta tan poderosa, pues al seguir las instrucciones del terapeuta, rápidamente logramos desengancharnos de lo que nos estresa, y así logramos alcanzar la paz mental y la relajación física.

Estudios Científicos Confirman Estas Afirmaciones

Existen numerosos artículos y estudios científicos publicados, que afirman la efectividad de los estados mentales especiales que se logran mediante la hipnosis y la terapia de trance, como por ejemplo:

La Universidad de Stanford afirma que la hipnosis puede ayudar con:

  • El control del dolor físico y emocional
  • Dejar de fumar
  • El manejo de la ansiedad
  • Los efectos colaterales de tratamientos como los vómitos y la nausea
  • El control del estrés
  • Las fobias

Y el Journal of the National Cancer Institute ha informado que:

La hipnosis se ha transformado en una comprobada herramienta científica, al poder constatar que las personas que fueron hipnotizadas antes de una intervención quirúrgica, experimentaron menos estrés, menos dolor y menos fatiga, y no solo se recuperaron más rápidamente durante el post operatorio, sino que además requirieron menos anestesia para las operaciones, lo cual permitió lograr un ahorro de $ 700 dólares por paciente.

Yo puedo ayudarte. Y me gustaría mucho poder hacerlo. Escríbeme y cuéntame tu problema a: doctorbonomi@gmail.com

Con mis mejores deseos
Dr. Roberto A. Bonomi